El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Acceso Club
Sábado,
20/01/2018
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
Imperial College (Londres) y Duke University (EEUU)

28/12/2017

La contaminación elimina efectos positivos del ejercicio en mayores

La contaminación elimina efectos positivos del ejercicio en mayores Un estudio conjunto realizado por el Imperial College de Londres y la Duke University de EEUU, señala que la exposición a la contaminación elimina los efectos positivos del ejercicio en mayores de 60 años. Los altos niveles de polución de las ciudades afectan negativamente a la capacidad pulmonar y el endurecimiento arterial de cada individuo.

La investigación, publicada en la revista científica “The Lancet”, concluye que la exposición a corto plazo a las emisiones de tráfico en una calle concurrida puede anular los efectos positivos que un paseo de dos horas tendría para el corazón y los pulmones de los adultos mayores. Las consecuencias negativas de la polución afectan tanto a personas sanas como a personas con afecciones cardiorrespiratorias preexistentes, como la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o patología coronaria.

Para llevar a cabo el estudio, los autores reclutaron a 119 voluntarios mayores de 60 años que caminaron durante dos horas al mediodía en dos lugares de Londres: en una zona relativamente tranquila de Hyde Park o en una concurrida parte de Oxford Street, donde la contaminación supera los límites de calidad del aire establecidos por la Organización Mundial de la Salud. Las mediciones físicas tomadas antes y después de las caminatas revelaron los efectos que la actividad tenía en la salud cardiopulmonar de cada voluntario, incluida la capacidad pulmonar, la presión arterial, el flujo sanguíneo y la rigidez arterial.

Después de un paseo por Hyde Park, la capacidad pulmonar de los voluntarios mejoró significativamente en la primera hora y esta mejora duró más de 24 horas en muchos casos. En comparación, una caminata a lo largo de Oxford Street condujo a un aumento menor durante las primeras horas y no aumentó más tarde.

Asimismo, caminar en Hyde Park redujo la rigidez arterial en más del 24% en voluntarios sanos y con EPOC y más del 19% en pacientes con enfermedades cardiacas. Las caminatas a lo largo de Oxford Street produjeron ganancias mucho más pequeñas. Los voluntarios sanos experimentaron una reducción máxima en la rigidez arterial de solo el 4,6%; los pacientes con EPOC tuvieron una bajada del 16%; y aquellos con enfermedades del corazón registraron una disminución del 8,6%.

Junfeng 'Jim' Zhang (profesor de Salud Global y Ambiental en Duke) apunta que "esto se suma al creciente cuerpo de evidencia que muestra los impactos negativos cardiovasculares y respiratorios de incluso una breve exposición de dos horas a la contaminación del tráfico. Destaca la necesidad de poner límites más estrictos para mejorar la calidad de aire y mejores medidas de control de tráfico en nuestras ciudades".

Por otro lado, Fan Chung (profesor de Medicina Respiratoria y jefe de estudios experimentales de Medicina en el Instituto Nacional del Corazón y los Pulmones en el 'Imperial College') afirma que "combinados con la evidencia de otros estudios recientes, nuestros hallazgos subrayan que realmente no podemos tolerar los niveles de contaminación del aire que actualmente encontramos en nuestras concurridas calles".

Además de demostrar los efectos negativos que la contaminación tiene en la salud de las personas, aún cuando realizan ejercicio físico, los investigadores también revelan que el estrés podría explicar algunas de las diferencias fisiológicas observadas entre los dos entornos, con el aumento del ruido y la actividad de Oxford Street surtiendo efecto. Señalaron que los pacientes con enfermedad cardiaca que tomaron medicamentos para mejorar su salud cardiovascular experimentaron efectos menos graves tras la exposición a la contaminación. La medicación tuvo un efecto estabilizador.

Chung destaca que "para muchas personas, como los ancianos o quienes padecen enfermedades crónicas, el único ejercicio que a menudo pueden hacer es caminar. Nuestro estudio sugiere que podríamos aconsejar a estas personas que caminen en espacios verdes, lejos de las áreas urbanizadas y la contaminación del tráfico. Pero para aquellos que viven en las ciudades, esto puede ser difícil de hacer, y puede haber un costo asociado con el hecho de que tienen que viajar más lejos de donde viven o trabajan". Concluyó afirmando que "necesitamos reducir la contaminación para que todos puedan disfrutar de los beneficios de la actividad física en cualquier entorno urbano".

Para acceder al estudio (en inglés), pinche aquí.

Munideporte.com

 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 76

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte