El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Acceso Club
Martes,
16/10/2018
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
Juan Figueroa, alcalde de San Agustín del Guadalix

24/11/2015

Educar en el deporte y sus valores

Educar en el deporte y sus valores Por el camino y como parte de mi aprendizaje cometí muchos errores, seguro que los que me conocéis podríais enumerarlos, pero los errores de carácter técnico nunca me importó haberlos cometido, ya que lo hice lo mejor que sabía según mi formación, los que si me preocupan son aquellos que haya podido cometer en la formación como educador.

Durante mi aprendizaje como educador y entrenador de baloncesto, he recibido mucho más de mis compañeros, entrenadores y posteriormente de mis jugadores de lo que yo sin duda pude aportarles. Este aspecto a veces no se recalca tanto en los cursos de entrenadores, sobre todo cuando estos van a dedicarse a jugadores en edades tempranas.

La forma de afrontar la competición en el baloncesto en ningún caso puede ser cortoplacista, por eso me habéis leído en más de una ocasión mi oposición a fichajes de niños en ningún deporte. Lo que está claro también es que los padres quieren lo mejor para sus hijos, ¿pero el ir a los mejores equipos es siempre garantía de ser mejor para la formación de un jugador/a en su faceta más importa en la vida, su felicidad y formación humana?

Dejo en el aire esa pregunta que tantas veces se ha contestado con: - desde luego mi hijo no se mueve de donde están sus amigos porque es casi imposible llegar a la elite, lo primero son sus estudios.-  O con: ¿Como le voy a robar esta oportunidad si es la ilusión de su vida?


Pongo en duda que un entrenador tenga claro que él está trabajando para los chicos y no al revés cuando, por ejemplo, se dirigen después de una “mala racha” a sus jugadores en un partido con gestos y gritos en los tiempos muertos, sobre todo si es en categorías de formación, parece que dicen “con lo buen entrenador que soy yo y lo malos que sois vosotros”

Los entrenadores en estos casos deben dirigirse en primer lugar a sus jugadores (aunque sea inventando un motivo) con un aspecto positivo, (ellos se ponen mucho más receptivos al esperar reprimenda y encontrar refuerzo positivo) y cuando esto ocurre, ir a las correcciones incluso con intensidad (nunca con reproches). Los entrenadores no podemos  olvidarnos que somos formadores por encima de todo y que a un joven lo influirán mucho más sus aCtitudes, que sus aPtitudes. Sea el que sea el papel que desempeñe un jugador hay que conseguir que se sienta importante y útil en un equipo.

Mirarnos al espejo y hacernos esta pregunta: ¿Por qué perdemos?, yo propongo preguntar en ese mismo espejo ¿Mis jugadores Aprenden?, ¿se lo pasan bien cada tarde? ¿Son felices y se llevan bien?. Analizar estas preguntas y muy por encima de todo acordaros que vosotros trabajáis para vuestros jugadores y no ellos para vosotros. Ser honrados y seguir vuestra formación, porque el día que vuestros jugadores noten que no tenéis nada que enseñarles se aburrirán y el equipo dejará de funcionar.

En España hay grandes entrenadores, grandes docentes y divulgadores del baloncesto desde hace décadas, no dejéis que la apatía, el conformismo o la arrogancia os conviertan en formadores mediocres, por lo tanto en malos entrenadores.

Juan Figueroa, alcalde de San Agustín del Guadalix

Blogs Otros Articulos
 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 80

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte