El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Acceso Club
Lunes,
23/07/2018
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
Antonio Montalvo de Lamo

28/12/2016

El futuro del programa ADO

El futuro del programa ADO El programa ADO (Asociación de Deportes Olímpicos) fue creado en 1988, con el objetivo, como señala en sus principios generales, de “mejorar los resultados de los deportistas españoles en los Juegos Olímpicos y tiene como características básicas, la exigencia en sus criterios y la persecución de la excelencia deportiva”.

El Plan se ha venido desarrollando desde hace 28 años, amparado desde el 2002 en los Programas de Apoyo a Acontecimientos de Excepcional Interés Público. Las empresas que donan dinero a estos acontecimientos pueden desgravarse hasta el 90% de las concesiones.

El grado de satisfacción de instituciones, federaciones, deportistas y empresas integrantes del programa, en general, ha sido pleno. Aunque durante los dos últimos ciclos se han generado dudas y se ha polemizado.

El paso del tiempo es inexorable y, en el transcurrir del mismo, el programa se ha ido erosionando con un desgaste que la propia sociedad deportiva y su evolución han marcado y al que habrá que adaptarse con renovadas fórmulas y alternativas diferentes en algunos casos que adecúen el proyecto a la nueva realidad. 

La aportación del Plan ha caído de los 51,2 millones de euros en Londres hasta los 31 de Río, periodo olímpico en el que menos recursos se han invertido, por causas, entiendo, por todos conocidas, como la crisis económica que se ha venido padeciendo en los últimos años. 

El nuevo ciclo debe dar paso a una reflexión de las partes implicadas en la gestión de ADO (CSD y COE): Analizar el nuevo papel que jugará nuestra televisión pública (para unos en huida, para otros debe seguir jugando un papel importante) y diseñar las estrategias y retos de los próximos cuatro años en torno a la captación de los recursos, las ayudas a deportistas y entrenadores y las cuantías. Todo ello fundamentado en criterios objetivos para conseguir los mejores resultados en Tokio.  

Si son imprescindibles las ayudas a deportistas y a entrenadores, aún lo puede ser más, por la importancia que puede tener en el futuro, el analizar todo lo relacionado con los Planes Especiales, a qué deportes hay que dirigirlos y qué fondos hay que destinar para que este eje del proyecto tenga una máxima influencia y rentabilidad que se pueda traducir en la consecución de mejores resultados. 

No es tarea fácil, pero necesariamente hay que identificar los deportes objeto de estos planes especiales en función de diferentes variables, la evolución del número de deportistas y su cuantificación, arraigo de la modalidad deportiva y evolución de la misma, referencia con países ya consolidados en este deporte…etc.

En esta evaluación en profundidad que se deberá hacer en los próximos meses, hay temas estructurales del alto rendimiento que deberán mejorarse y que, sin duda, podrán contribuir a la excelencia deportiva de un Plan como el ADO. Me refiero a algunos de ellos, como la mejora de los programas de tecnificación deportiva, como paso previo a la  Alta Competición, la recuperación del deporte escolar y la potenciación de los Campeonatos de España, abandonados a su suerte, ampliación y mejora de las instalaciones donde entrenan nuestros deportistas, buenas en general, pero con margen de mejora….etc.  

Por último, sería importante el dedicar un tiempo a estudiar las relaciones entre patrocinadores y ADO y analizar todos los aspectos que conllevan lo que debería ser una alianza, no solo los beneficios fiscales, que también, sino el ahondar en el patrocinio como fórmula y contribución para mejorar y fomentar la credibilidad y el refuerzo de  la imagen corporativa.  

Por todo ello, deberán definirse los objetivos con claridad para que pueda haber un beneficio mutuo en la relación y redundara en ADO con una mayor fidelización y, en consecuencia, la renovación o captación de nuevos patrocinadores.      

El éxito o fracaso del nuevo Plan deberá ser una tarea conjunta y un compromiso de todos los componentes del Alto Rendimiento y de sus agentes públicos y privados: CSD, Administraciones Públicas, federaciones, deportistas y de las empresas que formen parte del programa. Los resultados finales van a depender del conjunto de todos ellos.

Antonio Montalvo de Lamo, experto en deporte municipal y paralímpico

Blogs Otros Articulos
 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 79

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte