El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Acceso Club
Sábado,
07/12/2019
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
Manifestaciones de la Fund. Iberoamericana de Nutrición

03/03/2015

El ejercicio y la dieta sana pueden reducir las enfermedades crónicas

El ejercicio y la dieta sana pueden reducir las enfermedades crónicas Dos de las principales causas de las enfermedades crónicas no transmisibles son la mala nutrición y el creciente sedentarismo. Así lo ha manifestado el presidente de la Fundación Iberoamericana de Nutrición. El especialista indicó que con ejercicio físico regular y una alimentación saludable podría reducirse el desarrollo de estas afecciones.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Fundación Iberoamericana de Nutrición (FINUT), Ángel Gil, aseguró que "si se hiciera más ejercicio físico y se llevasen a cabo unos hábitos de alimentación más saludables, se podrían disminuir de forma sensible las enfermedades crónicas sin necesidad de nuevas herramientas. Eso sí, si los mensajes calan en la población".

El experto ha explicado que en España el problema fundamental es que mucha gente toma más energía de la que necesita y con una distribución inapropiada: “Se consumen menos hidratos de carbono, frutas y verduras de las que se debería, y a esto añadimos que la población se ha vuelto extremadamnente sedentaria, factor que favorece la aparición de obesidad".

Una persona puede hacer actividad física en el gimnasio una hora al día, pero, si el resto del tiempo está sentado frente al televisor o el ordenador, sigue siendo sedentario. Gil apuntó que “el sedentarismo es una lacra de las sociedades desarrolladas que ha crecido en los últimos 20 años debido a los cambios sociales. Antes los niños iban al colegio andando, ahora en coche o autobús. Antes jugaban a las canicas después de las clases, ahora juegan con el ordenador o la tablet”.

Por su parte, los países iberoamericanos se encuentran con el problema doble de la mala alimentación y la obesidad. “En el continente americano sigue habiendo zonas donde la desnutrición es muy grande. Muestra de ello es que en Guatemala más de un 40% de la población está desnutrida. También en Perú y Bolivia la falta de micronutrientes es considerable”, sostuvo.

En este sentido, el experto anunció que la FINUT ha publicado la pirámide de los hábitos de vida saludable. En ella, figuran recomendaciones relacionadas con la alimentación y la práctica de actividad física. Se publicará también en español y portugués en este mes de marzo.

También puso de relieve la importancia de reducir el consumo de sal diario: "La cantidad mínima de sodio que necesitamos al día es medio gramo o menos, sin embargo, en España y otros países se superan los ocho gramos diarios, y normalmente es la sal que añadimos y la que contienen algunos alimentos, sobre todo los procesados". México en concreto es un país donde consumen grandes cantidades sal (entre nueve y diez gramos diarios), ya que los habitantes condimentan mucho los alimentos, práctica a la que también se suma Brasil.

Sobre ello, incidió en que la sal utilizada con moderación "contribuye a la prevención de las enfermedades cardiovasculares, especialmente de la tensión arterial. Para hacer que el consumo baje, hay que firmar acuerdos con las empresas productoras de alimentos para que estos contengan menos sal".  Asimismo, agregó que “hay que fomentar labores de concienciación a la sociedad para que limiten la ingesta de sodio”.

Gil aprovechó para reivindicar la falta de políticas que permitan reestablecer los estilos de vida saludables, así como acciones locales en el sistema educativo para que los niños puedan tener en las escuelas acceso a actividades donde se les enseñen estos hábitos y realizar ejercicio: “Invertir en la mejora de la nutrición es apostar por la mejora del rendimiento cognitivo de los individuos, que se traduce en capacidad de generación de recursos para los países".

La FINUT se creó en 2011 sin ánimo de lucro y siguiendo un mandato de la Unión Internacional de Ciencias de la Nutrición, asociando a más de 130 países. Desarrolla sus actividades en España e Iberoamérica, con el objetivo fundamental de promover el conocimiento, la investigación, el desarrollo y la innovación en nutrición a través de la cooperación internacional, favoreciendo la ayuda y formación a los jóvenes científicos.

Munideporte.com

 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 84

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte