El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Acceso Club
Domingo,
15/09/2019
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
Dirigido por la Universidad James Cook

09/04/2015

Según un estudio australiano el ejercicio intenso es más beneficioso

Según un estudio australiano el ejercicio intenso es más beneficioso Diversas universidades australianas realizaron un macroestudio en el que se analizó la relación existente entre la actividad física y la longevidad. Los autores observaron que el riesgo de mortalidad de quienes realizaron algún ejercicio vigoroso era hasta un 13% menor frente a aquellos que lo hicieron de forma moderada.

Los investigadores siguieron a 204.542 personas durante más de seis años. Se compararon los resultados de las personas que sólo hacían una actividad moderada (como natación suave, tenis social o tareas del hogar) con aquellas que practicaban al menos algún ejercicio vigoroso (como correr, aeróbicos o tenis de competición).

El autor principal, Klaus Gebel, del Centro de Prevención de Enfermedades Crónicas de la Universidad James Cook, indicó que “los resultados indican que si una persona es obesa y tiene problemas cardiovasculares o diabetes, realizar alguna actividad vigorosa podría ofrecer beneficios significativos para su longevidad". A ello, la coautora Melody Ding, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Sydney, añadió que “las actividades vigorosas deberían fomentarse más en las guías clínicas y de salud pública”.

Sobre esto, la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es que los adultos practiquen al menos 150 minutos de actividad moderada o 75 minutos de actividad vigorosa por semana. Ding sostiene que “la investigación indica que el fomento de actividades vigorosas puede ayudar a evitar muertes a una edad más temprana".

El estudio clasificó a los participantes entre quienes no hacían ninguna actividad vigorosa y quienes dijeron que al menos el 30% de la actividad que hacían era vigorosa. La tasa de mortalidad de estos últimos fue un 9% más baja. Para aquellos cuya rutina de ejercicios fue intensa durante más del 30% del tiempo, los niveles descendieron en un 13%.

Gebel  manifestó que “nuestro trabajo indica que incluso pequeñas cantidades de actividad vigorosa podrían ayudar a reducir su riesgo de muerte prematura. Para aquellos con trastornos médicos, para las personas mayores en general y para quienes nunca han hecho cualquier actividad vigorosa o ejercicio antes, siempre es importante consultar a un médico primero".

El autor del trabajo indicó también que “estudios previos afirman que el entrenamiento con intervalos, con ráfagas cortas de esfuerzo vigoroso, a menudo es manejable para las personas mayores, incluidos los que tienen sobrepeso o son obesos”.

Munideporte.com

 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 84

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte