El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Acceso Club
Martes,
24/09/2019
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
Estudio Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología

04/08/2015

El entrenamiento de alta intensidad puede aliviar el dolor de la artritis

 El entrenamiento de alta intensidad puede aliviar el dolor de la artritis La Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología ha publicado un estudio sobre los beneficios de la actividad física en mujeres con artritis. Demuestra que un entrenamiento de alta intensidad puede aliviar el dolor y reducir la inflamación.

La artritis es una enfermedad que causa inflamación en las articulaciones, lo que provoca debilidad y pérdida de movimiento. Afecta a alrededor del uno por ciento de la población, y cerca de tres veces más mujeres que hombres. El tratamiento ayuda a aliviar los síntomas, pero la enfermedad es crónica.

Anja Bye, investigadora en el K.G. Jebsen Centre for Exercise in Medicine-Cardiac Exercise Research Group (CERG), en la NTNU  ha sido la encargada de llevar a cabo el estudio. La doctora explicó que" es especialmente importante para los pacientes con artritis a mantenerse en forma y trabajar en su resistencia cardiovascular”.

Sin embargo, hasta ahora ha habido poca documentación de cómo el ejercicio afecta en realidad las articulaciones artríticas. Bye añade que los estudios han demostrado que las sesiones de trabajo de intensidad moderada pueden ayudar a mejorar la resistencia sin provocar dolor o inflamación o perjudicar las articulaciones.

Esta experta explica que numerosos estudios muestran que el entrenamiento de intervalos de alta intensidad es mucho más eficaz para mejorar la resistencia que los de moderada intensidad. Además, indica que esto es válido tanto si se trata de un individuo enfermo o sano, o joven o viejo.  Con este estudio querían ver si los pacientes con artritis podrían manejar el entrenamiento de alta intensidad y ver los mismos efectos positivos.

Tras diez semanas de duro entrenamiento en una bicicleta de spinning dos veces a la semana, Bye no apreció ningún efecto adverso sobre los participantes de su estudio, un grupo de mujeres con artritis.

Más bien al contrario, ya que se observó una tendencia a que haya menos inflamación, medida por el marcador de inflamación CRP. Por otra parte, los participantes del estudio experimentaron un aumento en el consumo máximo de oxígeno, lo que significa que redujeron su riesgo de enfermedad cardiovascular.

Asimismo, los participantes experimentaron una pequeña reducción en el índice de masa corporal, el porcentaje de grasa corporal y la medición de la cintura, así como un aumento en la masa muscular como consecuencia del periodo de formación.

El estudio fue un piloto que merecía la pena investigar en profundidad, y en consecuencia sólo incluyó a 18 mujeres de entre 20 y 49 años. Dado el pequeño tamaño del estudio es demasiado pronto para concluir que los programas de formación recomendados para pacientes con artritis deben cambiar, pero el estudio sugiere que podría ser una buena idea.

El Departamento de Reumatología en el Hospital St. Olavs está trabajando ya en un estudio de entrenamiento de alta intensidad para diferentes grupos de pacientes con CERG.

Munideporte.com

 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 84

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte