El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Acceso Club
Martes,
24/09/2019
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
Estudio de la Universidad de Monash (Australia)

13/06/2017

Hacer demasiado ejercicio físico podría perjudicar a los intestinos

Hacer demasiado ejercicio físico podría perjudicar a los intestinos Una investigación de la Universidad de Monash (Australia) señala que realizar demasiado ejercicio físico podría perjudicar a los intestinos. Las personas que son muy activas pueden ser propensas a sufrir problemas en este órgano.

Los autores hallaron que, con el aumento de la intensidad y la duración del ejercicio, hubo un incremento proporcional del riesgo de daño intestinal y deterioro de su función. Las células del intestino se lesionan y éste se vuelve más permeable, permitiendo que las endotoxinas patogénicas normalmente presentes y aisladas en el intestino pasen al torrente sanguíneo. Este escenario de "síndrome gastrointestinal inducido por el ejercicio" puede conducir a complicaciones agudas o crónicas de salud.

El estrés durante el ejercicio de dos horas al 60% VO2max (consumo máximo de oxígeno o capacidad aeróbica) parece ser el umbral en el cual se producen trastornos intestinales significativos, independientemente del estado físico de una persona. Correr y hacer ejercicio a temperaturas ambientales calientes puede aumentar las alteraciones intestinales.

El trabajo, publicado en la revista científica “Alimentary Pharmacology & Therapeutics”, también detectó que para los pacientes que tienen síndrome del intestino irritable o enfermedad inflamatoria intestinal (EII) puede ser beneficioso practicar actividad física entre baja y moderada. Las implicaciones para la salud de un ejercicio más intenso no se han investigado, pero es probable que sea perjudicial para ellos.

Ricardo Costa, doctor de la Universidad Monash (Australia), subrayó que "a pesar de que se ha confirmado que el ejercicio excesivo compromete la integridad intestinal y la función, hemos identificado varios factores agravantes que pueden controlarse y varias estrategias de prevención y manejo que pueden atenuar y abolir el daño y la función comprometida".

El experto recomienda “realizar una evaluación intestinal completa durante el ejercicio a individuos con síntomas de trastornos intestinales para determinar qué es lo que está causando el problema y para desarrollar estrategias de gestión individualmente adaptadas".

Para acceder al estudio (en inglés), pinche aquí.

Munideporte.com

 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 84

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte