El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Acceso Club
Domingo,
15/09/2019
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
Estudio de la Universidad de Exeter (Reino Unido)

24/07/2017

El fútbol favorece el desarrollo de los huesos durante la adolescencia

El fútbol favorece el desarrollo de los huesos durante la adolescencia Un estudio de la Universidad de Exeter ha revelado que jugar al fútbol puede ayudar a estimular el desarrollo óseo durante la adolescencia. Tras un año de entrenamientos específicos, los resultados mostraron que los jóvenes que jugaban al fútbol tenían una mayor cantidad de minerales en hueso que otros deportistas, como nadadores o ciclistas.

La adolescencia es un período clave para el desarrollo óseo, eplicaron los autores de este trabajo, publicado en la revista científica “Journal of Bone & Mineral Research”, de hecho,  influye en el riesgo de sufrir fracturas u osteoporosis.

Los investigadores reconocieron que deportes como la natación y el ciclismo han demostrado aportar beneficios para la salud, pero consideraron que a partir de estos resultados se plantea la pregunta sobre si son buenos para el desarrollo óseo, dado que estos tipos de entrenamiento no conllevan cargas de peso o deberían optar por otras pautas.

Dimitris Vlachopoulos, primer autor del estudio, defendió que "nuestra investigación muestra que es mejor jugar al fútbol" y añadió que a raíz de estos resultados "es también razonable pensar que otros ejercicios de peso y similar intensidad como el tenis, el bádminton, el baloncesto o el balonmano tendrán efectos similares".

En su investigación incluyeron a un total de 116 deportistas de 12 a 24 años en los que se midieron diferentes indicadores, entre ellos su densidad mineral ósea (DMO) en la parte inferior de la columna y en el cuello femoral (parte superior de la pierna), ya que ambos sitios son clave para las fracturas y la osteoporosis.

Tras un año de entrenamientos específicos, los resultados mostraron que los jóvenes que jugaban al fútbol tenían una mayor DMO que nadadores y ciclistas. En concreto, tenían una DMO un 7% más alta que los ciclistas en la zona lumbar de la columba y un 5% mayor en el cuello femoral.

Luis Gracia-Marco, otro de los investigadores principales del estudio, afirmó que "los deportes estudiados son los tres más populares en Reino Unido, y es importante saber qué efectos tienen sobre la salud ósea”.

Todos los deportistas del estudio competían al máximo nivel, mientras que el grupo control, con el que también se compararon los datos, eran físicamente activos pero no hacían deporte con regularidad.

"Ahora tenemos que ver cómo contrarrestar la falta de estímulo del crecimiento óseo causado por el ciclismo y la natación, posiblemente alentando a los nadadores y ciclistas a añadir ejercicio de peso en su entrenamiento", concluyeron los investigadores.

Munideporte.com

 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 84

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte