El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Acceso Club
Viernes,
15/11/2019
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
Estudio del Hospital Universitario de Bispebjerg

22/09/2017

La dieta y el ejercicio reducen los síntomas del asma en los no obesos

La dieta y el ejercicio reducen los síntomas del asma en los no obesos Un estudio del Hospital Universitario de Bispebjerg (Dinamarca) señala que las personas que no son obesas pueden reducir los síntomas del asma con dieta y ejercicio. Estos pacientes pueden realizar sin riesgo una actividad física de alta intensidad.

El asma es una afección común y a largo plazo que afecta a alrededor de una de cada diez personas en el mundo occidental. La mayoría de los pacientes dependen de la medicación diaria para controlar los síntomas y muchos desconfían del ejercicio, temiendo que podría inducir síntomas.

Los resultados de esta investigación fueron presentados en el Congreso Internacional de la Sociedad Europea Respiratoria 2017, que se celebró en Milán (Italia), por la doctora Louise Lindhardt Toennesen. Señalan que realizar ejercicio, combinado con una dieta saludable, podría ayudar a los pacientes asmáticos a conseguir un mejor control de los síntomas como sibilancias, dolor en el pecho y falta de aire.

La científica explicó que "cada vez hay más pruebas de que los pacientes con asma que son obesos pueden beneficiarse de una mejor dieta y el aumento del ejercicio. Queríamos ver si los no obesos con esta dolencia también podrían beneficiarse de este régimen".

El equipo trabajó con 149 personas que fueron distribuidos aleatoriamente en cuatro grupos. A uno de ellos se le pidió que siguiera una dieta que fuera alta en proteínas y con un índice glucémico bajo (IG bajo), manteniendo los niveles adecuados de azúcar en la sangre. También se les pidió que comieran al menos seis porciones de frutas y verduras al día.

Otro grupo participó en clases de ejercicio tres veces por semana en el hospital, que incluyeron ráfagas de actividad de alta intensidad diseñadas para elevar el ritmo cardiaco, entremezcladas con una actividad más suave. El tercero tomó parte en las clases de ejercicio y siguió la dieta, mientras que el grupo de control restante no hizo nada. El trabajo tuvo una duración de ocho semanas y fue completado por 125 personas. 

Los investigadores preguntaron a los pacientes acerca de sus síntomas y sobre su calidad de vida, probaron su condición física, así como la fuerza y salida de aire de sus pulmones. Encontraron que el entrenamiento de alta intensidad era seguro para los pacientes y, aunque no hallaron una mejora definitiva en su función pulmonar, detectaron que la combinación de dieta y ejercicio mejoraba tanto el control de los síntomas como la calidad de vida, así como su nivel de estado físico.

Aquellos que participaron en el programa de ejercicio y siguieron la dieta, tuvieron una calificación de síntomas de asma un 50% mejor en comparación con el grupo de control. Los que sólo siguieron el programa de ejercicio o el de dieta mejoraron un 30% respecto al grupo de control, pero este resultado no alcanzó significación estadística.

Toennesen señaló que "las personas con asma a veces consideran la práctica de ejercicio exigente y esto puede conducir a un deterioro general en su estado físico. Nuestro estudio sugiere que los pacientes de asma no obesos pueden participar con seguridad en ejercicio de alta intensidad bien planificado. También muestra que esta actividad, combinada con una dieta saludable, puede ayudar a los pacientes a controlar sus síntomas de asma y disfrutar de una mejor calidad de vida". 

Sobre estos hallazgos, añadió que “son importantes porque no todos los pacientes tienen un buen control sobre sus síntomas y, en consecuencia, pueden tener una calidad de vida más baja. También sabemos que muchos están interesados en saber si pueden mejorar su control del asma con ejercicio y una dieta saludable. Nuestra investigación sugiere que se debe animar a las personas con asma a comer una dieta saludable y participar en la actividad física".

Munideporte.com

 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 84

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte