El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Acceso Club
Lunes,
11/11/2019
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
Informe de la OCDE

16/10/2019

El sobrepeso cuesta a cada español 265 euros de impuestos al año

El sobrepeso cuesta a cada español  265 euros de impuestos al año El sobrepeso, al margen de ser un problema para la salud lo es también para la economía. En España tiene una incidencia negativa del 2,9% en el Producto Interior Bruto anual y, según la OCDE, supone el 9,7% del gasto sanitario.

El sobrepeso no es solo un problema de salud en la sociedad occidental. Es económico. Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en un informe titulado “La pesada carga de la obesidad", aumenta los gastos en sanidad, afecta a la productividad laboral y escolar y favorece la desigualdad social. Ante la pasividad de las autoridades sobre las advertencias de los peligros del sobrepeso y la obesidad, la OCDE ha decidido hacer hincapié en el aspecto económico. Y su conclusión es clara: “La obesidad supone una alarmante carga en individuos, sociedades y economías de los países de la OCDE y más allá”.

España, pese a su fama internacional por la dieta mediterránea, no se libra de este problema, ya que más de la mitad de la población padece de sobrepeso, lo que le resta 2,6 años de vida. Si bien esta tasa está dentro de la media de la OCDE, España supera en gastos en sanidad a muchos de los otros países. Mientras que la obesidad supone de media en la OCDE una carga del 8,4% de los gastos sanitarios, en España esta cifra se eleva hasta el 9,7%, siendo solo superada por Canadá, Alemania (11% en ambos países) y Estados Unidos (14%). Esto implica una reducción del PIB en un 2,9%.

En términos generales, más de la mitad de la población sufre de sobrepeso en 34 de los 36 países de la OCDE, donde casi una de cada cuatro personas es obesa. Lamentablemente, esta no ha hecho más que aumentar en los últimos años. En las próximas tres décadas, el sobrepeso costará la vida hasta 92 millones de personas, mientras que la obesidad y las enfermedades relacionadas —cáncer, diabetes o problemas cardíacos, entre otras— reducirán en casi tres años la esperanza de vida para 2050. Por consiguiente, aumentarán los gastos en sanidad. Hay que tener en cuenta que es el responsable del 70% de todos los costes del tratamiento de diabetes, del 23% de los costes para curar enfermedades cardiovasculares y del 9% de los de cáncer. En total, tratar las enfermedades causadas por el sobrepeso cuesta 384.211 millones de euros en la OCDE.

También tiene incidencia en el absentismo laboral. Además, los adultos con al menos una enfermedad crónica asociada con el sobrepeso tienen un 8% menos de posibilidades de ser empleados el año siguiente. Y cuando tienen un empleo, la probabilidad de que se ausenten o sean menos productivos es un 3,4% mayor que los que no sufren sobrepeso.

Este problema también provoca una mayor desigualdad social. Solo en la Unión Europea, el 90% de las mujeres y el 50% de los hombres en la escala de ingresos más bajos tienen más posibilidades de ser obesos que los que tienen mayores salarios. Esta desigualdad empieza, a menudo, en la escuela: los niños con sobrepeso suelen tener un menor rendimiento escolar y un mayor absentismo, con lo que se reducen sus posibilidades de completar una educación superior. También declaran una menor satisfacción por su vida y tienen tres veces más posibilidades de ser víctimas de acoso escolar. Por el contrario, niños con un peso saludable tienen un 13% más posibilidades de obtener buenos resultados que sus compañeros con obesidad.

Soluciones

El informe de la OCDE propone para el caso español lo que denomina un paquete combinado que incluya el etiquetado de los menús, la prescripción médica de actividad física y programas de bienestar en el centro de trabajo. Todo ello, indica, podría prevenir hasta 96.000 enfermedades no transmisibles hasta 2050, ahorrar 32 millones de euros en gastos sanitarios y aumentar el empleo y la productividad “en una cuantía equivalente a 4.000 trabajadores a tiempo completo por año”.

Si además se lograra implementar una reducción calórica del 20% en los alimentos con alto contenido en azúcar, sal, calorías y grasas saturadas, se prevendrían 472.000 enfermedades no transmisibles hasta 2050 y se ahorrarían 169 millones de euros al año en costes sanitarios. También aumentaría el empleo y la productividad “en una cuantía equivalente a 13.000 trabajadores a tiempo completo por año”.

Para acceder al estudio en inglés, pinche aquí.

Munideporte.com

 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 84

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte