Acceso Club
Martes,
05/07/2022
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
Estudio de la Universidad de Queensland (Australia)

05/02/2016

El ejercicio puede ser eficaz en pacientes con enfermedad renal

El ejercicio puede ser eficaz en pacientes con enfermedad renal Según un estudio de la Universidad de Queensland, el ejercicio puede ser seguro y eficaz en pacientes con enfermedad renal. Incluso si padecen otros problemas de salud relacionados, como la presión arterial alta o diabetes.

El informe, publicado en la revista Clinical Journal of the American Society of Nephrology, apunta que un ejercicio estructurado y un programa de estilo de vida pueden mejorar el estado físico de los pacientes renales, la composición corporal y la salud del corazón, además este tipo de régimen se puede ofrecer a los pacientes con enfermedad renal con otras condiciones médicas coexistentes.

El programa incluye 150 minutos a la semana de ejercicio de intensidad moderada y de ejercicios en grupo de asesoramiento sobre el comportamiento y los cambios de estilo de vida. Un equipo de atención de la salud, incluyendo un especialista en los riñones, una enfermera, un fisioterapeuta, un nutricionista, una enfermera de diabetes y un psicólogo estaban involucrados en ayudar a los pacientes a mantenerse en el camino correcto, explicaron los investigadores en un comunicado de prensa de la Sociedad Americana de Nefrología .

Un total de 83 pacientes con enfermedad renal crónica fueron asignados al azar a participar en el programa o a recibir la atención habitual. Cuando comenzó el estudio, sólo el 45% de los participantes fueron capaces de cumplir con la capacidad de ejercicio esperado para su edad.

Las personas que participaron en el programa de ejercicios durante un año mostraron un aumento del 11% en su capacidad aeróbica máxima, mientras que en el grupo de atención habitual tuvo una disminución del 1%. A su vez, tenían cantidades pequeñas pero significativas de pérdida de peso.

De igual manera, mostraron mejoría de la función cardíaca. Esto es importante, ya que las personas con enfermedad renal crónica tienen un alto riesgo de muerte prematura por enfermedades del corazón.

La doctora Nicole Isbel, del Hospital Princess Alexandra y la Universidad de Queensland, en Australia, dijo: "Hemos demostrado que esto se puede hacer de manera segura, a pesar de que los pacientes tengan una serie de otros problemas de salud. Esto fue en parte debido a la experiencia del equipo multidisciplinario, quienes frecuentemente ajustaban las dosis de medicamentos para la presión arterial y la diabetes".

Por su parte, Erin Howden, miembro también de ambas instituciones, afirmó que "los resultados sugieren que con la inclusión de la práctica de ejercicio estructurado y el apoyo del equipo adecuado, las mejoras en la aptitud física son alcanzables incluso en personas con múltiples problemas de salud. Las mejoras en la aptitud física se traducen no sólo en mejoras en los resultados de salud, sino que dan lugar a ganancias que son transferibles a las tareas de la vida cotidiana".

Para acceder al estudio (en inglés), pinche aquí.

Munideporte.com

 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 95

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte