El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Acceso Club
Jueves,
19/04/2018
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
NORBERTO DEBBAG, CARDIÓLOGO DEPORTÓLOGO (UBA) ARGENTINO

09/12/2014

Los suplementos en la dieta

Los suplementos en la dieta Entre los jóvenes, adolescentes y deportistas en general aumenta día a día el consumo de suplementos en la dieta diaria. El objetivo es mejorar el rendimiento deportivo, tratando de disminuir las grasas, aumentar la masa muscular, producir efectos ergogénicos, aumentar la potencia, la fuerza o simplemente tener un cuerpo mejor desarrollado.

No hay duda de que en ningún momento estas sustancias reemplazan el buen programa de entrenamiento y una dieta natural, adecuada en cantidad y calidad.  Muchos de estos productos químicos sintéticos, algunos de ellos de ellos de procedencia dudosa,  mueven muchos millones en el mercado mundial. Además, esto tiende a aumentar, en la medida que no se realicen los controles correspondientes y se implementen las campañas de prevención e información al respecto.

Los suplemento, en muy pocas situaciones, son indicados por los médicos, ya que los que promueven su consumo son, mayoritariamente, algunos entrenadores, compañeros, por difusión en congresos, simposios etc.

Hay suplementos permitidos como vitaminas, creatina, hidratos de carbono, proteínas, minerales, entre otros. Estos cumplen un rol, en muchos de los casos escaso o nulo en los atletas. Los deportistas deben obtener los macro, micronutrientes, la energía que necesitan a través de los alimentos, en forma natural, como son las carnes, los vegetales, las frutas, los lácteos, los cereales, etc.  Tanto las vitaminas, como los minerales, son sustancias indispensables para el organismo y se encuentran en los alimentos.

Por eso, el médico deportivo o el clínico, al realizar los exámenes correspondientes, es la persona idónea para detectar alguna carencia e iniciar la suplementación, siempre en comunicación con el nutricionista, quien realizará la dieta equilibrada y adecuada en calorías, en base a su edad, actividad física, sexo, estado nutricional, etc.

Algunos productos utilizados son:

- Carnitina: Facilita el transporte de ácidos grasos al interior de las mitocondrias. Diversos estudios han demostrado que con dosis de entre 500 mg y 2 gramos no se aumenta la producción de energía.

- Cafeína: Si bien no se considera doping, produce estimulación de la corteza cerebral, por lo que aumenta la frecuencia cardíaca y, por consiguiente, aunque no tenga lesiones coronarias estructurales, puede producir arritmia, entre otras enfermedades graves.

- Ginseng: Propiedades antioxidantes, que puede producir leve aumento del rendimiento. Su uso no controlado puede provocar hipertensión arterial e insomnio.

- Creatina: Uno de los más utilizados. Se sintetiza en el hígado y se encuentra en alimentos como el pescado, la carne y algunos vegetales. Se utiliza para la producción de energía y para la contracción muscular. No mejora el rendimiento, aunque algunos estudios defienden que lo hace en un 10%, pero produce retención de líquidos y aumento del peso. Es útil para los que consumen una dieta vegetariana, ya que las carnes aportan el requerimiento a utilizar, según el deporte.

- Aminoácidos: Es también consumido, por deportistas y en el campo de fútbol me consta de su utilización. Actúa en la síntesis de proteínas o síntesis hormonal entre otros. No está comprobado el aumento del rendimiento. No debe olvidarse que las proteínas están formas por aminoácidos.

- Anabólizantes: Muy utilizados, en especial en deportes donde la masa muscular cumple un importante papel, como en el culturimo. Es una sustancia sintética relacionada con hormonas sexuales masculinas, aumenta la masa muscular, la potencia y la resistencia. Los efectos colaterales suelen ser serios como: Ataque cardiacos, hipertensión arterial, agresividad, infertilidad, cáncer de hígado etc. Su uso se considera dopaje.

Utilizar suplementos estará indicado en el caso de que el médico, tras realizar los exámenes y las pruebas pertinentes, detectara alguna deficiencia. El nutricionista trataría este problema con alguna dieta de acuerdo al deporte, sexo, etc.

Hay otras situaciones que deben tratarse en conjunto, como durante el embarazo. Por ejemplo, el agregado de ácido fólico en personas mayores puede estar indicado debido a una baja absorción de vitaminas por mala masticación o en casos de desnutrición.

Tanto deportistas como personas que comienzan una actividad física deben realizar una consulta con el médico para realizar los estudios correspondientes. Eventualmente deben acudir al nutricionista para obtener una dieta adecuada para la actividad que desean realizar. Es importante dejarse asesorar por profesionales.

Norberto Debbag, cardiólogo deportólogo (UBA) argentino

Blogs Otros Articulos
 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 77

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte