El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Acceso Club
Viernes,
19/01/2018
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
Antonio Montalvo de Lamo, experto en deporte municipal y paralímpico

10/10/2017

Hay que renovar las federaciones

Hay que renovar las federaciones Ángel María Villar ha sido suspendido cautelarmente como presidente de la Real Federación Española de Futbol por un año, ha estado en prisión e investigado por presuntos delitos de corrupción, falsedad, administración desleal…etc. Esta noticia ha sido uno de los temas más candentes de los últimos meses y que han dado continuidad a otros muchos.

Estos otros casos se han dado en otras tantas federaciones deportivas españolas (Baloncesto, Tenis, Tiro con Arco…) y nos hace reflexionar si son aislados o estos hechos están generalizados y extendidos en el resto de entidades.

Estas dudas razonables serían un primer punto de partida y fijarían un análisis previo que se deberá hacer para determinar la línea o camino a seguir si queremos que estas organizaciones deportivas estén al servicio del deporte o por el contrario se sirvan de él.  
Las federaciones deportivas, según la Ley 10/90 del Deporte, están definidas como asociaciones deportivas de naturaleza jurídica privada, al tiempo que se les atribuyen funciones públicas de carácter administrativo, lo que le confiere a la Administración del Estado un régimen de tutela y control sobre ellas al ser agentes colaboradores que por delegación ejercen funciones públicas. 

Derivado de lo expuesto es, por tanto, la Administración Pública Deportiva quien deberá hacer el seguimiento y coordinación de estas organizaciones deportivas viciadas y gastadas por el paso de los años, en la mayoría de los casos con un excesivo clientelismo, con falta de transparencia en gestión y contratación y con procesos electorales poco garantistas que favorecen la continuidad de los presidentes.

Hablo de esta situación en términos generales sobre algunas federaciones y no sobre todas, que las hay de una gestión eficaz, con trabajo en equipo y con logros y éxitos deportivos. Sería injusto y un atrevimiento por mi parte meterlas a todas en un mismo cajón.

Cualquier situación anómala o irregular puede ser una oportunidad, si se aprovecha, de transformar la situación actual y avanzar hacia un nuevo modelo federativo, con un proceso de reforma del mismo que como mínimo debiera abordar ciertos aspectos, en la línea de:

- Limitación de mandatos.
- Aplicación de correctores en los procesos electorales que las haga más democráticas y participativas.
- Fijación de estándares e indicadores de gestión con la financiación recibida.
- Redefinición del voluntariado y profesionalización de estas entidades.
- Mayor control e independencia de las Auditorías Públicas

Éstas podrían ser, a modo de ejemplo, algunos de los temas a analizar en aras a tener unas estructuras organizativas que promocionen y difundan sus deportes, con programaciones deportivas estratégicas de excelencia, con profesionales cualificados, con dirigentes deportivos al servicio de la entidad, etc.

Una nueva Ley del Deporte, entre otros muchos temas, deberá acometer el nuevo papel que deberán jugar las federaciones deportivas en un sistema deportivo actualizado, adaptado a pleno siglo XXI, con nuevas reglas de juego y un mayor compromiso del Consejo Superior de Deportes en el control y seguimiento.

No sería descabellado ver experiencias y modelos diferentes de otros países, evaluarlos y poder adaptar todo aquello que sea susceptible de hacerlo y suponga una mejora. En esta línea, el deporte italiano puede ser referente en todo lo concerniente a la centralización de algunas federaciones deportivas minoritarias, sin perder la autonomía ni la filosofía de cada una de ellas, pero sí compartiendo gastos de gestión, sede, recursos, personal, etc.

En este mismo sentido, por qué no explorar en el sistema deportivo francés, modelo de éxito y, entre otras muchas cosas, con un seguimiento y control directo en cada federación de un funcionario, secretario general o gerente de la entidad que hace el seguimiento y el control de la federación por parte del Estado.

Todos ellos y algunos más que se podrían formular son ejemplos consolidados y que pueden ser una referencia si se adaptan a nuestro sistema deportivo y con objetivos generales de fortalecimiento y transparencia de nuestro actual modelo federativo.

Antonio Montalvo de Lamo, experto en deporte municipal y paralímpico

Blogs Otros Articulos
 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 76

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte