El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Acceso Club
Jueves,
26/04/2018
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
Juan Ángel Gato

20/07/2015

El Fair Play

El Fair Play La importancia excesiva que en nuestros días se concede a la “victoria”, supone una gran amenaza que pesa actualmente sobre el concepto de “fair play”. Jugar para ganar es la esencia de la competición deportiva, pero, en ocasiones, la preocupación excesiva por vencer incita cada vez más a violar los reglamentos existentes.

Quisiera analizar en esta ocasión el reparto de responsabilidades en el “fair play”, señalando entre ellas: las que tienen los participantes, los padres, los educadores, las organizaciones deportivas, los directores técnicos y entrenadores, los médicos y ayudantes, las autoridades públicas, así como la prensa y los espectadores.

Considero que los padres, primeros educadores, son quienes deben aportar una contribución inestimable a sus hijos, en la más temprana edad, en los principios de lealtad y, en la edad escolar, no deben abandonar sus responsabilidades. Lo mismo que se preocupan por la calidad de la enseñanza académica del mismo modo han de preocuparse por la enseñanza de la educación física y deportiva impartida en el centro escolar.

Los progenitores deberían asegurarse de que los profesores y entrenadores no concedan menos importancia  al comportamiento de los jóvenes  que a sus habilidades y al valor de sus marcas.

Aunque sólo sea una pincelada, quisiera resaltar la responsabilidad de los espectadores en el “fair play”. Cuando el apoyo de estos es excesivo, si degenera en chauvinismo local agudo, en nacionalismo o en racismo, puede producirse un clima de odio entre el público y en ocasiones entre los competidores.

En ocasiones los espectadores utilizan las manifestaciones deportivas para desafiar el orden y la autoridad. Un ejemplo es el reciente caso de la “pitada” al himno nacional de España en una destacada competición oficial. Este es un aspecto que requiere un análisis más detenido.

Juan Ángel Gato, presidente del Coplef de Madrid

Blogs Otros Articulos
 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 77

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte