El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Acceso Club
Miércoles,
25/04/2018
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
Dra. María Teresa Barahona (http://mariateresabarahona.com/es/)

13/09/2016

Perder los kilos extra del verano

Perder los kilos extra del verano El verano se acaba y nos quedan los recuerdos, el bronceado y, casi siempre, algún kilito de más… ¿Qué podemos hacer para perderlos? Creo que lo más importante es volver a la rutina retomando unos hábitos de vida saludables. Seguir las directrices de la dieta mediterránea y la práctica de ejercicio es fundamental para lograr el objetivo.

Igual que volvemos a levantarnos temprano, volvemos al trabajo, llevamos a los niños al cole, etc., es importante que volvamos inmediatamente a meter en nuestra rutina unos hábitos  saludables como por ejemplo:

- Tener como referencia para nuestra alimentación la dieta mediterránea (fruta, verdura, pescado, legumbres, cereales…)

- Hacer cinco comidas

- Beber 1,5-2 litros de agua al día

- Hacer ejercicio de forma regular y según nuestro entrenamiento y forma física

- Llevar una vida activa: caminar, subir escaleras….

- Dormir las horas necesarias y, a ser posible, que sea un sueño reparador

- Intentar disminuir o, si fuera posible, eliminar el estrés de nuestra vida

- Potenciar las relaciones sociales

- Tener una buena gestión emocional

Una vez que hayamos recuperado un estilo de vida saludable pasaremos a perder esos dos o tres kilos que hemos cogido en las vacaciones comiendo un poquito menos y haciendo un poquito más de ejercicio, para hacer que el consumo calórico sea mayor que la ingesta calórica.

Para “comer un poquito menos” podemos seguir el esquema de una dieta hipocalórica que podría ser la siguiente:

- Desayuno: Café con leche y una tostada con aceite y tomate o cereales

- Media mañana: Fruta e infusión

- Comida: Pasta, arroz, legumbres con verduras crudas o cocinadas

- Merienda: Yogur e infusión

- Cena: Carne, pescado, huevos o quesos frescos con verduras crudas o cocinadas

Este esquema sigue la Cronobiologia de la Nutrición, que dice que en la primera parte del día hay que tomar fundamentalmente carbohidratos (pan, cereales, pasta…) y en la segunda las proteínas (carne, pescado, huevos…).

Respecto a las cantidades, podemos decir que “no hay que comer por comer” y “no hay que pasar hambre” lo que haría, si lo cumplimos, que fácilmente sea hipocalórica (comer menos de lo que consumimos).

Para hacer un poquito más de ejercicio podemos:

- Subir escaleras

- Caminar aunque sean pequeñas distancias.

- Hacer ejercicio físico: gimnasio, deporte, natación…

Es importante, como resumen, que pensemos que en “las entradas” (lo que comemos) como en “las salidas” (lo que hacemos) todo cuenta y pequeñas cantidades (tomar una galletita, un trocito de pan o dar un paseíto) varias veces al día, 365 días al año, pueden ser mucho más significativas que “grandes cantidades” de vez en cuando (una comilona o una clase de spinnig de dos horas).

Dra. María Teresa Barahona (http://mariateresabarahona.com/es/)

Blogs Otros Articulos
 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 77

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte