El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Acceso Club
Domingo,
21/01/2018
Andalucia Aragón Asturias Baleares C. La Mancha C. y León Canarias Cantabria Cataluña Ceuta Extremadura Galicia La Rioja Madrid Melilla Murcia Navarra País Vasco Valencia
Dra. María Teresa Barahona (http://mariateresabarahona.com/es/)

05/09/2017

Envejecimiento y deporte

Envejecimiento y deporte Siempre hemos dicho que el deporte enlentece el envejecimiento al ser, junto con la alimentación y una buena gestión emocional, uno de los pilares del estilo de vida saludable, pero esto puede no ser así si el deporte no está adaptado a nuestra condición física o está expuesto a otros factores como la polución o la exposición a los rayos solares.

El envejecimiento viene determinado en un 35%, aproximadamente, por factores genéticos y un 65% por factores externos como alimentación, estrés, actividad física, sueño, tabaco, etc.

Entre los múltiples beneficios del deporte están los de contribuir al control del peso, la diminución de la grasa, el aumento de la fuerza muscular, la flexibilidad y la densidad ósea, la mejora de la ventilación pulmonar, la disminución de la frecuencia cardíaca o el aumento de la autoestima y la reducción del insomnio, el estrés o la ansiedad. 

Los factores externos que aceleran nuestro envejecimiento son:

- Radicales libres. Se producen en nuestro organismo cuando el entrenamiento es excesivo y esto dependerá, obviamente, de nuestra forma física y nuestro nivel de entrenamiento. Lo que para una persona puede ser dar un paseo para otra, no entrenada, puede suponer un esfuerzo si su vida es muy sedentaria, por lo que es importante y necesario hacer ejercicio, pero razonable, progresivo y dirigido por un profesional para evitar efectos no deseados de su práctica.

- Rayos solares. Los deportes al aire libre son muy beneficiosos, sobre todo a nivel psicológico, pero añaden un factor negativo, si no se controla, como es la excesiva exposición a los rayos solares que producirán un aumento de los radicales libres en nuestro organismo. También se dan otros efectos negativos en la piel como son arrugas, manchas e incluso, si es muy prolongada y hay una predisposición genética, tumores como el melanoma.

- Polución. Cuando el aire libre está contaminado por los coches, industrias, etc, vamos a respirar sustancias nocivas para nuestra salud y nuestra piel va a estar en contacto con ellas.

- Sustancias químicas. Cuando los deportes son de agua, sobre todo en piscina, estaremos en contacto con sustancias de desinfección que pueden provocar sequedad, descamación o incluso dermatitis en nuestra piel.

Qué podemos hacer para minimizar estos daños:

- Realizar un ejercicio saludable evitando un entrenamiento excesivo para nuestro organismo.
- Evitar las horas centrales del día, sobre todo en verano, para realizar deporte al aire libre.
- Usar una correcta protección solar en todas las zonas expuestas al sol.
- Aplicar antes y después de nadar sustancias protectoras para la piel.
- Hacer una buena hidratación antes, durante y después del ejercicio.
- Tomar alimentos ricos en antioxidantes como frutas, verduras e incluso, bajo prescripción médica, una suplementación si fuera necesaria.
- Hidratar bien la piel y aportarle antioxidantes con cremas adecuadas.
- Hacer que el deporte sea placentero para tener una gran suplementación extra de antioxidantes.

Dra. María Teresa Barahona (http://mariateresabarahona.com/es/)

Blogs Otros Articulos
 
Comentarios
No existen comentarios aún para esta noticia.
Envia a un amigo
De
Para (Email)
Dedicatoria
   
Deportistas Nº 76

Munideporte.com | Copyright 2011: Equipo de Gestin Cultural, S.A. Todos los derechos reservados
HSNET , patrocinador tecnolgico de Munideporte